testimonio-Claudia Yaneth -caso-2014-07-Ticuantepe-34años

Claudia Yaneth Dávila Sánchez“Al chiquito le decimos que las nubes se la llevaron”Yo estaba acostada con la niña de ella, cuando escuché: Francisca, Francisca, machetearon a la Claudia y a la Magaly. Inmediatamente pensé: Este muchacho será que anda enmarihuanado, sólo locuras está gritando, pero de todas formas me salí a ver. En ese momento salieron también mis otras hijas y juntos pegamos la carrera. En el trayecto yo quería creer que los machetazos que le habían dado a Claudia eran en el brazo y las canillas pero no fue así.Al salir de la casa no me di cuenta que mi nieta, la hija de Claudia me había seguido. Ella llegó primero porque es más rápida y la vio agonizar. De mi llegada al lugar solamente recuerdo que la niña me dijo: Abuela mi mamá ya murió. Yo le contesté: Hija, no me digás eso. No sabía qué hacer con ella y me volvió a decir: Sí abuela, la mataron y antes de morir mi mamá me dijo: ‘Bianca, cuídate’. Yo no le creí, empecé a correr como loca, pero de pronto recuperé la conciencia y me regresé al lugar en donde se encontraba el cadáver. En ese momento solo miraba un bulto, porque soy casi ciega y me dio por gritar y reclamar por qué no recogían a mi hija. Uno de los muchachos que se encontraban en el lugar me respondió: Porque está muerta y la Policía no lo permite.Todos los días pienso en mi hija agonizando y que tal vez de haber llegado antes, hubiéramos podido llevarla a un hospital. La gente me dice que me conforme, pero ¿cómo me voy a conformar? Si Dios la hubiera mandado a traer, posiblemente me conformaría, pero de esa forma en que murió mi hija no. Ese hombre la desnucó, el huesito de la cabeza lo tenía todo despegado.La madre de Douglas, el hombre que mató a mi hija y quien también macheteó a Magaly, la amiga que la acompañaba, anda diciendo que su hijo va a salir de la cárcel pronto. Yo me digo: No puede ser, porque no fue a un animal a quien mató, fue a mi hija. Entiendo que a ella le duela que su hijo se encuentre en la cárcel, pero a mí me duele más que mi hija esté muerta.Claudia dejó cinco hijos, uno de ellos, el más pequeño, diariamente llama a su mamá. Cada día que amanece empieza a preguntar: ¿Dónde está mi mamá? Nosotros lo tenemos engañado y le decimos que está en el cielo, que las nubes se la llevaron. El más grande también me dice: ¿Abuela mi mamá nunca va a volver, verdad? Díganme: ¿Cómo puedo mitigar el dolor de ellos? 

Nombres: 
Claudia Yaneth
Apellidos: 
Dávila Sánchez
Relacionado con el caso: