testimonio-Rosa Katiuska -caso-2014-06-Managua-40años

Rosa Katiuska Gómez Aguirre

Una queja por vecinos obscenos le costó la vida

Yo estaba esperando que fueran las ocho para ver la novela, cuando escuché que mi mamá, que se encontraba en la calle, estaba discutiendo con unos hombres. Me salí para ver lo que pasaba y le grité: ¿Qué es lo que está pasando mamá? Ella me respondió: Estoy viendo como ese hombre se está orinando delante de nosotros y al reclamarle, me dijo un montón de obscenidades: ¿Dónde querés que me orine?, ¿querés que lo haga en tu boca? Después de escucharla entré de nuevo a la casa.

A pesar de que mi mamá le siguió llamando la atención, Aníbal continuó orinándose y enseñándoles el pene a sus nietos que estaban cerca del lugar. Cansada de la discusión mi mamá decidió meterse en la casa y en ese momento este criminal le clavó una bayoneta en la frente.

En ese momento escuché otros gritos: La mataron, la mataron, era una amiga de mi hermana con la que mi mamá platicaba en ese momento. Salimos mi esposo y yo corriendo y la encontramos tirada boca abajo, inmediatamente la trasladamos al hospital Alemán Nicaragüense.

En el hospital, el médico no la quería atender. Lo primero que me dijo al verla es que mi madre andaba borracha porque estaba vomitando. Yo le contesté: Mi madre no anda borracha, el borracho es el hombre que le hizo esto. El doctor siguió diciendo: ¿Y con qué le dieron? seguro andaba en un pleito de borrachera. Yo le volví a repetir: Mi madre no toma y no sé con qué objeto le dieron. Él sin querer escucharme me respondió: Pues buscá como limpiarla porque está vomitando y me va a ensuciar.

Yo empecé a limpiarla. Ella sólo lloraba y de sus ojitos salía un líquido amarillo, en ese momento les seguí gritando a los médicos, que ni caso me hacían. Ya de tanto insistir ellos me sacaron del lugar, cuando logré verla de nuevo sus manitos se encontraban enrolladas y ella ya no reaccionaba. En ese momento me di cuenta que ya estaba muerta.

Mi madre era una buena persona, existe un vacío profundo en nuestros corazones desde su partida, esos criminales después de matarla se corrieron. Yo le pido a Dios que se haga justicia.

Testimonio de Taniuska Pérez Gómez, hija de Rosa

Aníbal Orozco Escoto fue condenado por el delito de asesinato a 25 años de cárcel y su hermano René Ulises Orozco Escoto, a pesar de ser su cómplice, fue declarado inocente, por “falta de mérito”.

Nombres: 
Rosa Katiuska
Apellidos: 
Gómez Aguirre
Relacionado con el caso: