Voces contra la violencia

Testimonio

Angela Maria Ortega Chavarría

Ángela María Ortega Chavarría“Había puesto 17 denuncias porque le habían robado varias veces”Mi madre vivía conmigo, ella nació en Granada y desde muy joven se vino a Managua. Por su edad ella se dedicaba a los quehaceres de la casa. Nosotros somos cinco hermanos, todos viven en sus casas, solamente yo la acompañaba.Los delincuentes entraron a la casa para poderle robar, antes la golpearon y la dejaron tirada en el suelo y con la puerta abierta. Los vecinos al escuchar su llanto entraron a la casa y me avisaron. Ella, además del golpe en la cabeza, tenía su brazo facturado.Inmediatamente la trasladamos al hospital Alemán-Nicaragüense, de ahí la remitieron al Roberto Calderón a la especialidad de Ortopedia. Los médicos no detectaron los golpes que ella tenía en la cabeza pues no le hicieron una tomografía, hasta que perdió el habla, pienso que la atención que le brindaron fue muy superficial. Ella muere tres días después de los hechos.Ella había puesto 17 denuncias a la Policía, varias veces le habían robado, éstos nunca hicieron absolutamente nada a pesar que vivimos casi pegado a la Policía.Los delincuentes en la actualidad se encuentra prófugos de la justicia, la Policía no ha hecho nada sobre el caso de mi mamá. Mi esposa me vive diciendo: Si ha sido la mujer de algún policía, este caso estuviera resuelto.Testimonio de Julio Orozco, hijo de doña Ángela