Voces contra la violencia

Testimonio

Rosalía Adilia Martínez Bucardo

Rosalía Adilia Martínez BucardoTorturada por su propio hijoMi madre me contaba llorando que él la amenazaba, que le tiraba la comida, que la insultaba tratándola de puta y zorra, que le decía que la iba a matar a ella y a mi otro hermano. Una de tantas veces la amenazó con machete y ella se tuvo que venir a dormir a mi casa.La vecina también me contó que un día él llegó a medianoche a pedirle una caja de fósforos porque quería quemarla. Ella tenía quemaduras de cigarro en la cara que él le había hecho.De acuerdo a los exámenes forenses, mi madre antes de ser asfixiada, fue torturada. Ella se defendió, ya que encontraron en sus uñas piel y en sus manos cabellos, los cuales pertenecían a Tony.Según los vecinos, el mismo día de la vela, Tony llegó a la casa, se bañó y también estuvo el día del entierro. Nos dimos cuenta porque dejó toda la ropa mojada tirada en el cuarto.Él anduvo prófugo pero a los tres días de haberla matado lo capturaron. A nosotras nos citaron el 17 de diciembre para el juicio, pero el juez no llegó supuestamente porque había salido de vacaciones. Tony no ha sido condenado y nosotras tenemos miedo que se declare loco. Eso hizo en Honduras cuando lo acusaron por violación y lo dejaron libre.Testimonio de Evelin Rojas Martínez, hija de Adilia